La poesía de Miguel Ojeda

Autor: Miguel Ojeda

Marta, Carilda, El gigante…

LLORA EL AMOR QUE TE SALVA.

A veces, como siempre,
me llegan tus guitarras,
Palabras que te cantan,
tristezas que te callas.

Matanzas te descubre,
canciones te derraman,
escritos que te vuelan,
cantantes que te claman.

Libros sobre ti
y tú misma, un libro;
armonías- poemas que te alzan.

En tu voz, Sin Ir Más Lejos,
LLora el amor que te salva.
A veces, como siempre,
la carrera ganas.

Con tu olor rosado en rosas
y con tus ojos de palmas,
cultura ,besos… imaginada
tu nombre canta.

A veces, como Siempre,
tus guitarras me raptan.

«Marta, Marta…Marta.»

MUJER -VERSO CRUZA EL PUENTE.

Desordenada crea un orden bello
cuando al sur de su garganta
los puentes son cual un sueño.

Mujer – Verso si la pierde un hombre,
Niebla- Bahía junto al marinero.

Matanzas toda en sus siglos claros,
cartas- poemas en sus versos cielos.

Labra leyendas ciertas,
olivos ciertos
en su caro mundo cierto.

Centenario siglo en su ser- misterio,
Mujer-Orden que canta,
Verso – Mujer de sueños:
marinera sobre el puente
camina hacia el Universo.

Mujer – Verso cruza el puente:
al final, su marinero.

PEQUEÑÍSIMA BALADA AL GIGANTE.

Casi perdido en pasillos,
se ve pleno en las malezas,
posee secretos viejos,
es del lenguaje realeza.

No se conoce su historia
ni se adivina qué era
antes de danzar al aire
despué de tantas peleas.

Todo hombre bien le envidia,
toda mujer le desea,
su canto viene de lejos
y tan cercano nos llega.

Su casa la alza al viento;
sus hijos, Naturaleza
del futuro-ayer-hoy
que ya termina y empieza.

Pequeña hazaña,
pie en tierra,
el gorrión es tan gigante
¡ y no quiere que se sepa!

CUANDO ESOS VIENTOS LE RETAN.

Cuando esos vientos le retan
le recuerdan otros siglos
llenos ya de tanta ofensa,
«miseria gritada a gritos
en la miseria de un niño».

Se crece, entonces, cual palma,
bandera, escudo, un himno
como una rosa tan blanca
en un azul infinito.

No habra’ vientos que le venzan;
su sangre viene del río
que le habita en las entrañas
y canta siempre consigo.

Habrá Horizonte cercano,
arcoiris y El Destino
de un ser desbordado en pueblo
que sabe moldear su historia
con el fulgor de la Estrella
que no acepta vientecitos.

¡Memoria plena de cantos
que salvan a tantos Niños
no cree en sirenas que engañan:
La Vida no acepta Olvidos!

CUANDO MARIANA LO SUEÑA.

Cuando Mariana lo sueña
viene volando una palma
que con mariposas canta.

Hermanos-Sueños, tan Hombres,
Mariana- Patria, que orienta,
Guerra- Poema, de tierra,
Herida-Vida, de Historia.

Si hoy Mariana los pierde,
los encuentra Ayer-Mañana
en esa Guerra- Esperanza.

Ya se proyecta Mariana,
Madre- Patria, centinela
de la palma, de la Estrella,
Los Maceo, los cubanos,
Mariposa, sueño, «vuela.»

reenviado por
LUDOVICO HACIENDO ALMAS
haciendoalmas@cubarte.cult.cu
telef. (+53)78339935
www.halmas.org

osemi

José Miguel R. Ortiz. Cifuentes, Villa Clara,1985. Creador y editor de este blog desde 2006 hasta hoy. WhatsApp +53 58298396 / Correo: z@halmas.org "Hay un momento para dejar de buscar miel y convertirse en abeja"

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.