Mis niños crecen

Mis hijos son niños de este tiempo, Darío es fan de un juego llamado «Minecraft», y a Lilia le fascina un canal de Youtube llamado «Genial». Mis hijos son niños, niños como son los niños. Si se les deja, pueden pasar horas y horas jugando o haciendo solamente lo que les gusta, y repitiendo esa actividad hasta el infinito, sin bañarse, sin comer, sin hacer otra cosa más que esa motivación primaria que ocupe su tiempo.

Entonces llego yo y les pido pausar Minecraft para escuchar un poco de música de los Beatles, y ellos comienzan quejándose de esa música aburrida que hacen todos esos peludos, pero terminamos bailándola todos juntos.

A mis hijos les gusta que los mimen antes de dormir, les lean un cuento o mejor aún si es inventado.

Entonces vengo yo una noche y les digo: hoy no voy a leerles un cuento, hoy vamos a leer poesía, y comienzan quejándose: «pero papá, poesía, hmmmmm, qué aburridooooo», y terminamos interpretando poemas de amor románticos en lengua española de un libro que nos prestó su bisabuela que es una edición de mediados del siglo pasado, con esas páginas que como alas de mariposas, apenas podemos tocar para que no se rompan.

Mis hijos me vieron viendo un video de Silvio y se rieron de ese viejo calvo y sus canciones un tanto aburridas.

Entonces, hoy, acaban de escuchar una docena de canciones de Silvio, a mi lado, con los ojos cerrados, y se durmieron después del «Unicornio Azul» que les pareció lindísima, y antes de «A dónde van».

Mañana vamos en busca de un lugar verde y apartado, lejos de la ciudad, para que puedan quitarse un momento el nasobuco, correr, respirar aire limpio, retozar y gozar. Y es que mis hijos, como todos los niños, necesitan mucho jugar aunque la #covid les haya hecho esta durísima guerra.

Pero yo ansiaba los días en que leyeran un buen libro, escucharan estas canciones esenciales, y comenzaran a ver mis películas preferidas.

Esos días están llegando ya, mis niños: CRECEN.

osemi

José Miguel R. Ortiz. Cifuentes, Villa Clara,1985. Creador y editor de este blog desde 2006 hasta hoy. WhatsApp +53 58298396 / Correo: z@halmas.org "Hay un momento para dejar de buscar miel y convertirse en abeja"

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.