Sommer, Sonne, Kaktus! Las pascuas alemanas.

 

Img 0135

Cuando llegué a la cocina en la casa de mis amigos, todos estaban cantando una canción en alemán. “Sommer, Sonne, Kaktus. Paella in der Bauch.” Me encantó el ritmo de la música, y ellos, entre frase y frase, me contaron que se trata de una canción típica de pascuas. Su traducción: “Verano, sol, cactus. Paella en la barriga”. Comenzó entonces una charla sobre esta celebración tan peculiar, y decidí que sería el tema para mi primer comentario en este sitio.

Enseguida les cuento más, pero antes quiero agradecer a Haciendo Almas por ser espacio y conexión para una comunidad de personas siempre abierta y tan especiales.

Esta fecha es hermosa para comenzar cualquier proyecto, porque la pascua es una celebración con orígenes tan variados como los colores que adornan los huevitos en los jardines. Muchos atribuyen esta fiesta a la tradición cristiana, pero se dice que antes de Cristo ya el pueblo judío celebraba este fecha. Primero celebraban el paso natural hacia la fertilidad y se mataba un cordero para pedir abundancia. Luego, tras la independencia del pueblo hebreo del dominio egipcio, se celebraba el hecho de pasar el Mar Rojo hacia la tierra prometida. Para los cristianos se trata del paso de Jesús de la muerte a la vida, su conocida Resurrección. Y precisamente eso significa Pascua, ‘paso’ o ‘salto’. Es una derivación hacia el griego clásico, luego al latín y finalmente al castellano de un vocablo inicialmente hebreo.

Mis amigos y yo nos fuimos a celebrar la pascua haciendo un picnic en las afueras de la ciudad. “Vengan, vengan, un conejo a dejado huevos entre los árboles” Dijo una de nuestras amigas apenas llegamos al lugar. Y todos fuimos de inmediato a buscar los huevos de chocolate escondidos en la arboleda. Esto es una parte esencial de la tradición, buscar los huevos que el conejo de pascuas ha dejado por el jardín. ¡Hay que ver la emoción de aquellos que los encuentran entre la yerba, o en las ramas de los árboles! Finalmente encontramos todos los huevos de chocolate y nos sentamos a hacer el picnic y a conversar en familia. Pero seguro se están preguntando: ¿qué tiene que ver el conejo y los huevos pintados con la tradición antigua?

Img 0140

Enseguida les cuento, los huevos significan pureza y fertilidad desde hace muchos años, y se piensa que en Alemania comenzaron a asociarse a la pascua en el siglo XII. En esta época los huevos eran bendecidos en la iglesia y las personas creían que eso los dotaba de poderes especiales. Pero, ¿por qué pintarlos? Simple, se conoce que antiguamente la iglesia católica prohibía comer huevos en Semana Santa, pero, como es lógico, las gallinas seguían poniendo. Entonces los campesinos, para diferenciar estos huevos de los más frescos, los pintaban. Al comienzo sólo eran rojos, simbolizando la sangre derramada por Cristo. Luego comenzaron a pintarlos de muchos colores y hasta hoy son usados para decorar los jardines.

Nosotros en la arboleda pasamos una tarde estupenda. Nos acostamos a tomar el sol, jugamos juntos y conversamos de varias cosas. Fue un tiempo, único, muy especial. Antes de volver a la ciudad pasamos a visitar el jardín de dos amigos. Y en todos los demás jardines también celebraban la pascua de modo muy similar. Mientras los niños buscaban sorpresas, los huevos decoraban los arbustos y los padres comían Stollen (el pan de pascuas alemán) y bebían sentados al sol.

En muchos lugares del mundo, este año, la celebración de Pascuas fue muy peculiar. Es ineludible la pandemia que azota a la humanidad y muchas personas tuvieron que festejar la pascua encerrados en casa. Aún así y a pesar de las circunstancias o creencias personales, la pascua es un motivo para reunirse con amigos y familiares en un espacio de amor. Es un momento de alegría para compartir juegos en vivo y en directo al margen de la tecnología que a veces también crea distancias. Es una tradición cuyas raíces celebran la fertilidad, el amor, la esperanza, la vida. Esa sensación, ese espíritu de júbilo se siente y merece una gran celebración más allá de la pascua misma. Cada tradición que nos acerque en armonía es digna del tiempo y de la dedicación necesarios para celebrarla. Este año agradezco mucho a mis amigos por el buen tiempo juntos.

Quédense en casa y aprovechen el tiempo para descubrir todas las cosas hermosas e interesantes que se pueden hacer y aprender en la tranquilidad del hogar. Nos leemos la próxima semana. Hasta la vista.

Img 0142

Fuente consultada: dw.com

Charles Wrapner

Charles Wrapner

Santa Clara, 1993. Actor, dramaturgo, guionista y director teatral. Amante de los cuentos infantiles, las historias o chismes de pueblo, la música tradicional, los buenos chistes y las conversaciones entretenidas. Viajero frugal, rainbow feeling y un eterno enamorado.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × = 3

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.