La bahía azul de Moa sonrió a los pioneros

Por. Magalis Rodriguez Borges.

Agradecida con el hermoso gesto de limpiar el entorno costero y marino, la gran bahía azul, que tiene un mar de razones para anclar, en complicidad y cercanía con las instalaciones de la Empresa Puerto Moa Comandante Raúl Díaz Argüelles, pareció sonreír a los pioneros y adolescentes del Programa ECOARTE, que decidieron limpiar las márgenes  donde se encuentra enclavada la rada local.


La bahía azul de Moa sonrió a los pionerosLa actividad de medio ambiente, junto a la dirección de Recursos Humanos y el Centro Cultural de Educación Ambiental Comunitario de CUBANIQUEL, organizó la actividad de cierre del curso ambiental del Programa ECOARTE, a la que en esta ocasión se sumó  el círculo de interés de Lubricantes de la propia empresa.

Como parte de las actividades planificadas en el  entorno de los marítimos y portuarios, se realizó la  higienización de  las áreas cercanas al garaje de los bomberos, perteneciente a la Brigada de Rescate y Salvamento, se realizó una charla educativa con los infantes, adolescentes y jóvenes que participaron en la jornada de saneamiento ambiental y se les explicó la importancia económica de la Empresa Puerto Moa para el país.

Durante la jornada de limpieza, los integrantes del programa fundacional ECOARTE y el grupo gestor del programa ambientalista del Grupo Empresarial del Níquel, manifestaron su solidaridad con la hermana República Bolivariana de Venezuela y propusieron dedicar el curso escolar 2017-2018 a los niños, adolescentes y jóvenes de la hermana nación, con un acercamiento a su embajada, para abrir un puente de solidaridad a través de la Educación Ambiental en las zonas mineras de ese rico país.

También expresaron el agradecimiento al hermano país de Venezuela por el gesto solidario de donar y construir al pueblo de Baracoa, el nuevo puente que se levanta sobre el Rio Toa, cuyas  estructuras entraron por este Puerto, donde se les realizo una calurosa bienvenida a nombre de los cubanos y, en especial, del gobierno y el pueblo de Baracoa.

Estas jornadas educativas y productivas, fundadas y dirigidas por el Máster Melaneo Maden Betancourt, pretenden realizarse cada tres meses en la Empresa Puerto Moa,  junto al Proyecto Bahía Azul, donde se vuelvan a limpiar las costas, se higienicen espacios importantes y se siembre mangle rojo, hicacos,  cocoteros y uva caleta. También se propusieron  realizar trabajos investigativos para las jornadas científicas infantiles El mar y los niños del Acuario Nacional de Cuba, en coordinación con ECOARTE.

La bahía azul de Moa sonrió a los pioneros

Editor

Editor

Cifuentes, Villa Clara,1985. Coordinador de la Red Social Haciendo Almas

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.