Alexander Rodríguez Borges: Un corazón que ilumina en la oscuridad

Por: Lic. Yoamaris Neptuno Domínguez
Noviembre de 2015

Alexander Rodríguez Borges- Proyecto Sociocultural Soñarte - Cotorro - CubaPlasmar en papeles lo que se siente cuando haces palpable los resultados de tu trabajo no es cosa fácil; más si el material humano con el que trabajas es capaz de remover tus sentimientos hasta el punto de identificarte con ellos.

En mi camino como instructora de arte he intentado vivir cada historia de mis alumnos y conocerlos para saber cómo trabajar de manera correcta.

Han pasado 2 años desde que conocí a Alexander Rodríguez Borges. En aquella ocasión me contaba con satisfacción que había alcanzado el 3er lugar en declamación en el Festival de Aficionados de Teatro de la Asociación Nacional de Ciegos (ANCI), superando al de 2011 donde obtuvo mención. Las valoraciones hechas por el jurado avalaban que había mejorado en la técnica pero no conforme con esto, el joven siguió en la búsqueda de alguien que lo asesorara, pues hasta el momento todo había surgido de manera empírica.

Así comenzamos a trabajar como parte del Proyecto Sociocultural Comunitario Soñarte en el municipio Cotorro.

La discapacidad de Alexander no ha impedido que participe en los encuentros y actividades, a la vez que comparte con el resto de los participantes en otros espacios fuera de los talleres.

Consideramos que el proceso creativo se ha enriquecido a partir de la inserción en los talleres de la enseñanza de la Lecto-Escritura «Braille».

Conociendo a Alexander Rodríguez Borges

Llegó a nosotros con 31 años de edad, al principio fue un tanto difícil el trabajo porque el lunar de sangre que cubre su rostro, producido, según mitos, “por el eclipse de 1982” (su año de nacimiento) era sinónimo de asombro para los niños.

Nos cuenta que su niñez estuvo marcada por un gran complejo producido por las burlas frente a sus características físicas, esto no impidió su asistencia a la escuela y al finalizar 9no grado comenzó a formarse como Mecánico Naval, sueño frustrado en el 2do año por recomendación médica dado el glaucoma que padecía en el ojo izquierdo.
En 1998 comenzó a trabajar en la Fábrica de Tabacos Partagás, tras haber pasado un curso de tabaquero. También se desempeñó como Auxiliar general en otros departamentos hasta llegar a Dependiente del almacén central con la evaluación de Envasador – Marcador de tabaco de exportación.

En casa la situación se tornó algo difícil ya que su mamá fue perdiendo la visión hasta su totalidad, como resultado de glaucoma, cuya atención postergó por razones de trabajo.

Los malos momentos continuaron para Alexander, el 3 de septiembre del año 2003, encontrándose en su trabajo, una mala pisada en el camión donde se estaba montando la carga de tabaco, devino en una fatal caída que provocó el desprendimiento de la retina del ojo derecho y por temor a un derramamiento de sangre la decisión de los facultativos fue no operar. A finales de 2006 su mundo quedó totalmente sin luz.

Mientras tuvo visión se valía por sí mismo, pero después, la agonía lo inundó y no fue hasta que recibió la visita de un activista de la ANCI en el consejo popular, que se motivó a participar en el Curso de orientación y movilidad. Aprender a convivir en esta nueva condición era el reto.

En septiembre de ese mismo año recibió el curso de Lecto- escritura «Braille», en noviembre leía sin grandes dificultades; lo cual le valió para que en enero de 2010 resultara seleccionado para representar a su municipio en un encuentro de Lecto- escritura, donde obtuvo el 2do lugar en lectura en su categoría.

De manera voluntaria comienza a desempeñarse en el 2010 como profesor de Lecto- escritura, simultaneando con las responsabilidades en el Ejecutivo municipal de la ANCI atendiendo la Esfera de rehabilitación integral, Coordinador de los jóvenes y representante del consejo Alamar Este.

La informática llega en noviembre de 2011, el proyecto ONCE (Organización Nacional de Ciegos Españoles) anteriormente había realizado la donación de computadoras y ofreció un Curso de capacitación, impartido por Guillermo López, informático de la sede provincial de la ANCI.

La participación de Alexander Rodríguez Borges en este curso le brindó el aval necesario para recibir otro, esta vez el de Operador de microcomputadoras y poder convertirse en marzo de 2013 en instructor C de computación de los asociados de la sede municipal de la ANCI, función que cumple hasta la fecha.

Este joven participa de manera activa en actividades deportivas como: torneos de ajedrez, dominó, damas, natación, turismo deportivo, pesca recreativa y otras de carácter cultural. El Curso de liderazgo para jóvenes posibilitó su participación en el I Festival de Jóvenes de la ANCI.

Su perseverancia, constancia, ganas de aprender y hacer por los demás, son las virtudes que reconozco en este joven que se ha ganado el respeto de todos. Se considera a sí mismo como una persona sencilla, humilde, amigo de los amigos, cariñoso, leal, mal humorado por momentos; pero es sentimental y algo susceptible. Disfruta oír la radio y prefiere las interpretaciones de la “Charanga Habanera”, aunque solo sabe mover los pies al compás de la música romántica.

Alexander Rodríguez Borges- Proyecto Sociocultural Soñarte - Cotorro - Cuba

Su pasión por la declamación la puede manifestar en las actividades en las cuales participa, algo que lo lleva a esforzarse en el aprendizaje de textos y trasladarse al lugar donde sea invitado.

La poesía de Guillén ha sido el motor impulsor para conectarnos con la música. El avance en la utilización de las técnicas teatrales es evidente, así se ha demostrado en la inauguración de exposiciones, homenajes a artistas, talleres, seminarios, fórums, peñas, recibimiento a delegaciones, intercambios con otros proyectos, en la Bienal Provincial de Teatro Aficionado Unicornio y en el Festival de aficionados de teatro de la ANCI, donde obtuvo esta vez el 1er lugar en declamación en el nivel provincial; espacios convocados por la ANCI, organizaciones juveniles y la Brigada de Instructores de José Martí.

Sus ansias de superación no cesan. Actualmente cursa la Licenciatura Informática. Confiesa que la distancia de su casa a la escuela no es un obstáculo que le impida cumplir este sueño, se siente capaz de hacerlo y por eso lucha esta vez.

El corazón es el órgano central que controla la circulación de la sangre y definitivamente: lo esencial es invisible a los ojos. Definir a este joven, cuyo ejemplo nos inspira a no amilanarnos ante las dificultades, no es algo fácil, prefiero llamarlo así: “Un corazón que ilumina en la oscuridad”.

osemi

José Miguel R. Ortiz. Cifuentes, Villa Clara, 1985. WhatsApp +53 58298396 / Correo: z@halmas.org

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Grabiel Colarte Reyes dice:

    Gracias a Yoamaris por ese corazón lleno de tanto amor que llena de luz las mas oscura noches del alma
    Gracias también por la oportunidad de compartir escena yformar parte de la vida de Alexander ❤

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.