Un Taller pertinente (+ Fotos)

Por Alexis Rojas Aguilera

Un Taller pertinente - Ecoarte - 2015El trabajo desplegado por Ecoarte es como una ventana al futuro.

La pertinencia y oportunidad del Taller de Educación Ambiental para el Desarrollo Sostenible, quedó plenamente evidenciada en la jornada inaugural del evento que concluirá mañana 25, por la profundidad de los debates suscitados en sus tres Simposios.

Previo al inicio de esos eventos, consagrados a la Educación Ambiental y Comunitaria, la Gestión Ambiental y Empresarial y la Educación Ambiental en los Medios de Comunicación Masiva, la conferencia magistral ofrecida por el DrC. Ismael Santos Abreu, Premio Nacional de Medio Ambiente-2015, marcó un sólido derrotero para las reflexiones.

Al abordar el tema de la Educación Ambiental para el Desarrollo Sostenible, componente esencial del perfeccionamiento del sistema educativo cubano”, Santos Abreu, profesor de Pedagogía de la Universidad Central de Las Villas, recordó lo dicho por Fidel en 2004:

“Este momento realmente extraordinario de la historia requiere soluciones de excepción… Se necesita imaginación, capacidad de innovación, visión y creatividad, (…) que estemos dispuestos a plantear preguntas audaces en lugar de remitirnos a las respuestas convencionales…”
Un Taller pertinente - Ecoarte - 2015 foto 2Para sustentar, en principio, que el futuro educativo del país en esta materia no puede repetir el pasado, ni aún lo hecho en el presente, sino que hace falta encontrar caminos nuevos, crear caminos, a fin de cumplir objetivos impostergables como rescatar el amor a la tierra, madre de todas las riquezas del hombre.

Por ello, reforzar la integración de la Educación Ambiental para el Desarrollo Sostenible (EApDS) en la educación cubana en todos sus niveles, la formación ambiental y las políticas del desarrollo sostenible, deben estar signadas por una especial atención a los enfoques integrales que abarcan todo el sistema.

En particular apuntó en el caso de la enseñanza superior, “la necesidad de construir una nueva racionalidad ambiental, lo que coloca a la educación ambiental desarrollada en la universidad –con todas sus limitantes- y a la formación profesional, como un espacio protagónico.”

Explicó los diferentes componentes del proyecto, desde el preescolar a la universidad y enfatizó en asuntos como que la educación ambiental en el presente siglo debe expresar las principales directrices de la Educación para el Desarrollo Sostenible orientado por la Unesco; promover, estimular y consolidar procesos sociales y económicos trascendentales para la sociedad.

Asimismo, consolidar procesos de identidad cultural, con reconocimiento del valor local y fundamentarse en las dimensiones ecológicas, económicas y socio-políticas del concepto de desarrollo sostenible.

También que debe expresarse a través del desarrollo de sentimientos, actitudes y valores, como parte de la formación integral de la personalidad y favorecer el desarrollo de un proceso educativo humanista, flexible, creativo, dialógico, racional e integral.

Igualmente considerar, de manera explícita, en los procesos de educación y formación ambiental los rasgos esenciales del concepto Desarrollo Sostenible que son: calidad de vida y perspectiva generacional.

Opinó Santos Abreu que se tendrá éxito si el profesional de la educación es capaz de reflexionar críticamente sobre su propia práctica docente y replantearse el tratamiento de lo ambiental desde la perspectiva del Desarrollo Sostenible.

Insistió en la necesidad de fomentar valores a partir del tema ambiental y de evitar la noción de que el ambiente es todo lo que nos rodea, lo cual deja al ser humano como un elemento fuera del mismo, cuando la noción correcta es que somos parte integrante del ambiente.

Subrayó que los ámbitos sociales y económicos son inseparables de los elementos bióticos y abióticos, en una interacción constante y resaltó la importancia de la conservación, ahorro y uso racional de los recursos.

En tanto, apreció, hay que aprender a valorar que la biodiversidad abarca tanto lo natural como lo cultural y afirmó que hay que “sensibilizarse ante la riqueza y complejidad del patrimonio cultural, natural e inmaterial de Cuba, para así contribuir a generar el sentido de pertenencia e identidad”, entre otros tópicos.

Finalmente apreció que lo mostrado por los chicos del programa ambientalista Ecoarte, de Moa, en este Taller, liderados por el MsC. Melaneo Maden, (Premio Nacional de Medio Ambiente-2014 y Del Barrio-2015) es materialización concreta de la aspiración, especialmente para la educación primaria y secundaria, del proyecto expuesto, “una ventana al futuro”.

De aquí que los debates en los tres simposios desarrollados, que conocieron de más de 40 investigaciones en diversos campos se orientara más a visualizar las lagunas aún presentes en el trabajo de educación medio ambiental que a ponderar los logros, incuestionables, conseguidos por la provincia en los últimos años.

La sesión inaugural estuvo presidida por MsC. Lídice Castro Serrano, de la dirección de Medio Ambiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), quien ofrecerá hoy la conferencia La Educación Ambiental para el Desarrollo Sostenible de Cuba, Principales proyecciones.

Comenta a través de Facebook
Editor

Editor

Cifuentes, Villa Clara,1985. Coordinador de la Red Social Haciendo Almas

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

40 ÷ = 5

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!