La primera vez que llevamos a nuestros hijos a una función de títeres (+ Fotos)

Este domingo fue un día especial en mi vida. Fue la primera vez que llevamos a nuestros hijos a una función de títeres, a conocer la escena. Lo hicimos en el Guiñol Nacional, a ver una función del titiritero Adalett, que conocimos en esta red social,… Una persona sensible y dedicada a su trabajo, y que brinda su casa periódicamente para hacer funciones gratuitas de títeres, para que las niñas y niños de su comunidad, y la comunidad toda, disfruten del mundo de las marionetas, el teatro, la música, en su propio entorno, en su barrio.

Aún no conocemos personalmente a Adalett. Queríamos hacerlo este fin de semana, pero ya casi al final, Darío y Lilia María estaban inquietos y nos fuimos antes de que se acabara la función, porque para una primera vez ya había sido mágico. Adalett recreó en la escena el cuento de la cucarachita Martina, en una versión muy singular y que tod@s disfrutamos muuuuucho!

Pensaba sorprenderlo hoy enviándole las fotos que tomamos (él no sabía que estábamos allí) y en mi correo encuentro este mensaje suyo que les comparto abajo…

Un abrazo amigo Adalett, gracias por tu trabajo y la alegría que le das a tantas familias y a tantos corazones, aún en medio de tu propia tristeza. Gracias a todas las titiriteras y titiriteros.

Nada en el mundo se compara con la felicidad que tenían nuestros hijos durante la función. Eso me recuerda que hay cosas de un incalculable valor, cosas esenciales, esas que nos hacen vivir a plenitud.

Seguimos, desde el corazón. iskra

El familión camino a los títeres (1)

El familión camino a los títeres (2)

Mensaje enviado por Adalett

Mis queridos amigos, después de quedarme sin respiración ante la triste noticia de una amiga tan querida de quien aprendimos tanto,»NUETRA MIREYA CUETO», me fue durísimo actuar en el Guiñol Nacional este fin de semana. A ella le dediqué mis funciones en silencio ya que en «La obra de la Cucarachita Martina» la Cucarachita siempre la menciona, pues su vestido se lo regaló Mireya.

Mireya era muy linda conmigo, ella me invitaba muchísimo a México y siempre pasaba algo y no podía ir, hasta que junto a la también muy querida Raquel Bárcena en 1993, pude ir y actuar en: «EL VIII FESTIVAL INTERNACIONAL DE TITERES DE TLAXCALA», y me pasé 6 meses allá con ellas, haciendo presentaciones a través del Museo Nacional del Títere, dirigido en aquella ocasión por Raquel.

Mireya Cueto-foto 1

Mireya fue quien me dio a conocer mis títeres por el mundo, allí conocí a muy lindos Y QUERIDOS amigos, conocí a CONCHA DE LA CASA, a PABLO CUETO, a CECILIA ANDRÉS, a ElVIA Y CÉSAR DE BAÚL TEATRO, A JORJE JORJITO Y HAYDÉ BOETO, a ROCIO y muchos Titiriteros y Titiriteras en: «EL VIII FESTIVAL INTERNACIONAL DE TITERES DE TLAXCALA».

Mireya amaba mucho al pueblo Cubano y a Fidel y la Revolución, recordaba siempre cuando vino a Cuba con Raquel a un congreso internacional de Cultura y las invitaron entre otros participantes al palacio de la Revolución y Fidel las saludó con mucho cariño y le besó sus manos en nombre del pueblo Méxicano, ella recordaba eso y se emocionaba mucho.

Era muy amante de la naturaleza y odiaba la contaminacón de la ciudad de México, también la Coca-Cola. Su casa y su patio está en el centro de México, entrar allí es como un gran sueño con sus árboles, sus gatos y sus ardillas, era única, yo la comparo con nuestra Teresita Fernández. Tenía su taller de títeres bello, su teatrico donde ensayaba y nunca tuvo, porque no quiso, ni televisión, ni Internet, solo libros bellísimos!

Ella, a través de la embajada de México, me enviaba cajas de materiales para mis títeres, era tan grande que yo jamás la traicioné, y cuando fui a México en el duro período especial, muchos quisieron que me quedara, pero yo no la podía traicionar ni a ella ni a Raquel ni a mi Cuba, y he regresado varias veces a México y siempre la iba a ver, una conversación con ella era una clase magistral.

Hoy al terminar mi temporada en el teatro de Guiñol mi querido Maestro Armando Morales y yo no quisimos dar la noticia ni tasmitirle la tristeza que sentíamos al público, y la función fue bella, solo la recordamos así, como en estas fotos y con la cotorrita Alegría que ella quiso tanto y la admiraba mucho.

Estoy haciendo los títeres de «EL LEON Y EL RATON», un libro que escribió y me regaló, para que montara esa obra y que ya estrené hace unos años, ahora la haré en reposición y la cabecita del ratón me la regaló ella y me está quedando muy lindo.

Ella quedará siempre en nuestros corazones y en cada representación de títeres allí estará siempre nuestra querida MIREYA CUETO; y doy gracias a la vida de haberla conocido.

Adalett y sus títeres

Un abrazo muy grande para todos.
Los quiere Adalett.

osemi

José Miguel R. Ortiz. Cifuentes, Villa Clara, 1985. WhatsApp +53 58298396 / Correo: z@halmas.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.