El día que no salió el sol, por Marié Rojas

Cuento infantil de Marié Rojas Tamayo
Ilustrado por Sarah Graziella Respall Rojas

Ilustraciones de Sarah Graziella Respall Rojas (a los 9 años) al cuento "El día que no salió el sol" (2012)

Ilustraciones de Sarah Graziella Respall Rojas (a los 9 años) al cuento "El día que no salió el sol" (2012)Aquella mañana los animalitos diurnos demoraron en despertarse. Los nocturnos hicieron horas extra esperando a que se marchase la oscuridad. Pero pasado un tiempo, comenzó a ser evidente que el sol no iba a salir. El murciélago voló a averiguar qué pasaba y regresó con la noticia:

Una nube inmensa, pesada y oscura, cubría al pobre sol, atrapado tras su sombra, sin posibilidad de anunciarse con uno de sus amaneceres coloridos.

Ilustraciones de Sarah Graziella Respall Rojas (a los 9 años) al cuento "El día que no salió el sol" (2012)Inmediatamente convocaron una asamblea. Los animales se reunieron alrededor de la sabia abejita, quien les dijo: “Hermanos, hay que rescatar al sol de esta nube que lo tiene preso, debemos encontrar una solución”.

Ilustraciones de Sarah Graziella Respall Rojas (a los 9 años) al cuento "El día que no salió el sol" (2012)Las mariposas propusieron alzar su vuelo lo más alto posible y batir alas con todas sus fuerzas… sabido es que el viento empuja a las nubes, llevándoselas a otras regiones. Allá volaron en bandadas. Pero por más que lo intentaron, la intrusa no se movió ni un poquito. Regresaron agotadas.

Ilustraciones de Sarah Graziella Respall Rojas (a los 9 años) al cuento "El día que no salió el sol" (2012)Habló la mamá de una familia de osos y propuso tirarle piedras a la nube; tal vez la asustaran y lograran que se marchara. Comenzó una andanada de piedras a volar por los aires. Pero descendieron a toda prisa para caer en la cabeza de los que no corrieron a esconderse.

Ilustraciones de Sarah Graziella Respall Rojas (a los 9 años) al cuento "El día que no salió el sol" (2012)Las arañas tejedoras propusieron hacer una gran red y atrapar a la nube, tirar de ella y llevarla lejos. Nadie estuvo de acuerdo porque una vez hecha la red no sabrían como hacer caer en ella al nubarrón…

Ilustraciones de Sarah Graziella Respall Rojas (a los 9 años) al cuento "El día que no salió el sol" (2012)Entonces un zunzún a quien nadie hacía caso, porque era el ave más pequeña del mundo, les dijo: “Ayer volé cerca de unos niños, les escuché decir que las nubes están hechas de gotas de agua y que si se canta muy alto se hace que estas gotas caigan. No sé si es verdad, ¡pero vale la pena probar!”.

Ilustraciones de Sarah Graziella Respall Rojas (a los 9 años) al cuento "El día que no salió el sol" (2012)Estuvieron de acuerdo. Cantar una canción no es difícil como cazar la nube en una red, ni fatigoso como abanicarla para que se marche, ni peligroso como lanzar piedras. Haciendo un gran coro, los animales comenzaron a cantar para que la nube se transformara en lluvia y dejara libre al sol. Aullaban los lobos, trinaban las aves, gruñían los osos, bramaban los ciervos, chillaban las ardillas…

Hasta la serpiente sorprendió a todos con su melodiosa voz.

Ilustraciones de Sarah Graziella Respall Rojas (a los 9 años) al cuento "El día que no salió el sol" (2012)De pronto, una gota cayó sobre la cabeza de la lechuza, que voló gritando: “¡Más, más, más!” El canto se elevó, a esa gota le siguió otra, ya eran millones, mientras la nube se iba desvaneciendo, dando paso a los primeros rayos de luz. Cuando quedaban apenas unas gotitas, el sol las transformó en un bello arco iris, agradeciendo a los animalitos su canción.

De este modo comenzó el nuevo día. No sabemos si fue gracias a la canción que la nube se transformó en lluvia, o si era un cuento más de los que suele inventar el zunzún, tan pequeñito como juguetón. ¡Lo cierto es que valió la pena intentarlo!

Ilustraciones de Sarah Graziella Respall Rojas (a los 9 años) al cuento "El día que no salió el sol" (2012)

Por Marié Rojas Tamayo

Marié Rojas

Ilustraciones: Sarah Graziella Respall Rojas, a los 9 años

osemi

José Miguel R. Ortiz. Cifuentes, Villa Clara,1985. Creador y editor de este blog desde 2006 hasta hoy. WhatsApp +53 58298396 / Correo: z@halmas.org "Hay un momento para dejar de buscar miel y convertirse en abeja"

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.