Celebran en el Patio de los Abuelos el Día del Educador (22-12-09)

Desde Alborada para Haciendo Almas

Más que una excusa, este 19 de diciembre nuestras abuelas y abuelos encontraron una razón suficiente para junto a los niños y las niñas de Manos a la obra saludar el Día del Educador que en nuestro país se celebra cada 22 de diciembre. Agregaron a esa razón el hecho de que no volverán a reunirse hasta el mes de enero del 2010, como siempre, el tercer sábado, así que despidieron el año 2009 y se desearon miles de cosas lindas para el nuevo año…

educadores educadores

El Dr. Losada, angiólogo y poeta, ¡tremenda combinación!, tuvo el privilegio de hacer sonar la campana que marca el inicio de las actividades en el Museo Provincial “Coronel Simón Reyes”. Se presentó una pequeña exposición colectiva entre las abuelas Esther Pérez, Rosa Esther, Dulce y Nelida Soto y los hacedores de  Manos a la obra. Todos los objetos expuestos fueron donados a la actividad.

Nuestra querida Gloria, anfitriona de la peña, leyó reflexiones sobre los maestros y repartió, con la  ayuda de los niños y las niñas de nuestro proyecto, consejos para la vida y simpatiquísimos piropos, como estos:

“¡Qué caramelo, y yo diabético!”  

“Si realmente hay ángeles en el cielo y nos observan, seguramente lo hacen a través de tus ojos”

“No me mires tanto, y tócame para que veas que no soy un sueño”

Entre los autores escogidos estaban  los siempre bien recibidos Neruda, Juan Ramón Jiménez y nuestro José Martí: “Sería yo espejo para que tú me miraras”

El público disfrutó de las fotos de algunas abuelas y los niños en el Carnaval de la FEU.


educadores educadores

El Dr. Losada no sólo fue el designado para regalarnos el tañido de la campana, sino que acompañado por su linda hija Yilia, nos deleitó con varias poesías y varios cuentos de autoría conjunta padre-hija: “Caso cerrado”, “Alas”, “La tetera” y “Mis 15”, todos tratando el tema de la adolescencia. Se sumaron al espacio dedicado a la declamación la niña Saray Iparraguirre, quien nos deleitó con “Cosas del idioma” y la muy carismática abuelita Rosalía con “Este amor” y “Moriré por ti”

El “¿Qué traigo aquí?” esta vez nos ofreció bien guardadita en el baúl de la fantasía y los misterios una cartilla de alfabetización, y entonces sí que comenzaron a volar los recuerdos y a reavivarse las anécdotas, como las de Guillermina Quesada, Esther Barreto y Rosa Esther: la primera con 34 años dedicados a la Educación, la segunda emocionada al referir su sorpresa cada vez que acuden a ayudarla en la calle, cuando va con su bastón, y al terminar de asistirla la llaman “maestra”, porque aunque ella no los reconoce, fueron sus alumnos. La tercera, se llena de orgullo al  significar que la coordinadora de Manos a la obra, fue su alumna destacada en la Academia de Artes Manuales, y hoy trasmite ternura y creatividad con el mismo empeño que entonces. Las abuelas donaron materiales a las inquietas Manos. Y como una buena familia que ya somos terminamos degustando cada platillo de la gran mesa nutritiva que había sido preparada, montada con el ingenio y el colorido que distingue a los que no por gusto acuden a la cita en este patio especial…

educadores educadores

Enviado por: Lic. Reina Torres Pérez
Coordinadora del Proyecto Alborada.
alboradapc@fcm.cav.sld.cu
Fotos: Nelly.


 

osemi

José Miguel R. Ortiz. Cifuentes, Villa Clara,1985. Creador y editor de este blog desde 2006 hasta hoy. WhatsApp +53 58298396 / Correo: z@halmas.org "Hay un momento para dejar de buscar miel y convertirse en abeja"

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.