De buenas intenciones… (25-05-09)

-Desde árbol de vida- árbol de vida

Educados desde hace ya bastante tiempo, a partir de un modelo antropocéntrico el ser humano ha dispuesto como “dueño y señor” del mundo, haciendo aquí y allá lo que quiso, sin dar mucha importancia a las consecuencias de sus actos; esa ha sido en gran medida, la manera en que se ha llevado a cabo el desarrollo, basado muchas veces en el despojo y la apropiación.

Una vieja frase “de buenas intenciones está empedrado el camino del infierno” recoge  una de las maneras en que se manifiesta el comportamiento de la humanidad hacia el medio ambiente incluido en éste el resto de los seres vivos con los que comparte Planeta.

Muchas veces al inquirir respecto a la poda indiscriminada, la tala demoledora, la incineración de un árbol  hemos recibido respuestas cómo:
“…las raíces estaban rompiendo las aceras…”
“…me cansé de limpiar las hojas y la basura que se acumula aquí por esa mata”…
…”los muchachos se suben ahí y cuando uno se caiga, a correr….”
…”así se ve la calle más despejada, más limpia…”

Y así numerosas respuestas que caen en la bolsa de las supuestas “buenas intenciones” y que no han valorado en toda su magnitud, las consecuencias de sus actos, la importancia que cada árbol en sí y la necesidad de que existan en condiciones adecuadas para beneficio justamente de la hombres y mujeres y del resto de los seres vivos.

Sin hablar en esta ocasión de la importancia de los bosques, queremos llamar la atención sobre todos los beneficios ampliamente demostrados, que aporta ese sencillo árbol de su jardín, de la acera de enfrente o de la esquina.

Los árboles:
– Mejoran la fertilidad de los suelos, por la presencia de materia orgánica, evitando también la erosión.
– Liberan agua a la atmósfera, favoreciendo así la ocurrencia de lluvias.
– Absorben el CO 2  (Dióxido de Carbono), purificando el medio y contribuyendo a mitigar el recalentamiento de la biosfera.
– Liberan O 2 (Oxigeno) a la atmósfera, en cantidades considerables.

Por esto, el árbol se convierte en un purificador natural de nuestro entorno, y también lo tipifica, pues su presencia identifica determinados paisajes. Es parte del acervo sociocultural de cada pueblo y zona, está vinculado a sus costumbres y formas de vida y desde tiempos remotos se ha respetado y querido motivando la creación artística hasta en los niños. Se convierte en símbolo para hombres y mujeres de diversas culturas y religiones y a pesar de las agresiones que sufre, se empina para brindar su sombra, cobijar al cansado, devolver salud al enfermo, mitigar la necesidad del hambriento. Su ausencia empobrece el paisaje, lo hace triste. Es fuente de energía armonizadora que da bienestar y embellece nuestra ciudad.

Sin embargo, van por ahí sin tener en cuenta lo antes expuesto, ni consultar siquiera. Tampoco se dan por enterados sobre lo que establece la legislación vigente respecto al tema. Las leyes, que entre otros acápites nos dicen que:

1.      Sólo pueden podar árboles las entidades autorizadas para ello, a partir de necesidades válidas.
2.      Los árboles no pueden ser mutilados, en ningún caso eso se autoriza.
3.      Solamente podrán ser talados y/o podados los árboles previa autorización conocida como “Guía” que emite la Dirección Municipal de la Agricultura.

Volviendo al inicio, no somos dueños del Universo, somos junto con muchos otros  seres vivos, hijos de la Madre Naturaleza y compartimos con millones de especies el Planeta, por tanto debemos respetarnos, cuidarnos y velar por la armonía, dejando atrás la agresión.

La penalización por la transgresión de la Ley es necesaria y educa, pero es mejor aprender, conocer y por convicción propia, mejorar nuestras conductas.

¡REFLEXIONEMOS!

Enviado por: Ing. Alba Camejo                                      
Coordinadora CMA-SUM Playa
eladevida@yahoo.com
teléfono: 2028061
————————
Diseño Logo: Rayner Domíngues Fong.

————————


 

osemi

José Miguel R. Ortiz. Cifuentes, Villa Clara, 1985. WhatsApp +53 58298396 / Correo: z@halmas.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.