hoy desperté versando (09-03-09)

Yirian García de la Torre nos envía estos poemas. Bienvenida eres siempre, en nuestros corazones.


1
Gracias por el encanto de tus palabras, tu sonrisa y la llegada oportuna.
Gracias por el abrazo pausado, la mirada envolvente, las esquelas perdidas.
Gracias por tu presencia, ausencia, tu indomable insistencia
que arrebata la calma.
Gracias porque siempre recuerdas los mejores caminos para llegar al alma.

2
Tú que aprendiste amando,
que compartes buscando
que te sientes urgente
has de contar los pasos
que nos unen a veces
o quizás para siempre.

Quién sabe de las tardes
en que mirabas siempre
para perderte un día,
quién sabe que por fuerte
que parezca la aurora
ha de perderse impía.

Yo que tus manos toco
que te miro a lo loco
que no pienso perderte
he alimentado honores
he conquistado fuentes
he malgastado amores.

Ahora que estás tan cerca
que de amigos gozamos
que la vida nos cerca
decido agradecerte
tu presencia inconclusa
y tu abrazo al no verte.

porque sé que algún día
me estarás recordando
y sonreirás ausente
y yo estaré contenta
por las horas más lindas
en querer conocerte.

3
Me río de los tiempos porque estaba nerviosa, compungida, intrigante. No
sabía que llegarías con un poema lindo para alegrarme. Hacerme escribir,
pensar, sonreír, salir del paso apretado de mis días y detenerme a crear. Si
he visto tantas felicitaciones, cartas, he escuchado hermosas muestras de
cariños, compromisos; hasta medicinas, relajantes, valoraciones, consejos:
no me calmo. Tus letras me llevan a escribir, a creer que escribo, a
sondearme por dentro.

A veces creo que escaneas mi memoria y me piensas, que escudriñas mis más
intimos altares de la palabra y descuartizas mi intimidad poética, como si
no tuviera secretos para ti, como si no me sobrecogiera escribir, ni
entregarte lo que poseo. ¿Por qué te atreves a buscar en baúles olvidados,
en propósitos de frustraciones, en miedos, en indecisiones literarias, en
amasijos alimenticios del espíritu? ¿Quién eres tú para observarme por
dentro y hacerte dueño de la sonrisa y del verso que se agolpa acunado en
seguridades otras sin autorización?

No importa yo caminaré despacio, creyendo que me escapo, o en puntillas de
pie haré bastante ruido y cuando te aparezcas agradeceré tu paso, tu
existencia infinita, tu acopiar de los niños; o tus prontos movibles de
palabras austeras y presencia infinita.

Yo cuidaré tus puertas, amasaré tu espalda cargada de poesía e intentaré
romperte algún lazo imprudente para encontrarte un día.

4
Cadencias imposibles
banales inproperios
provocaciones
antidecadencias
decadencias
nada

Finales inconclusos
amaneceres
violencias autorizadas
algo

Verso, manos, flujos
sonrisas
ideas
palabras
todo

Termino
calculos
medito

5
Hoy desperté versando
continúo escalando
de amante soy fluido
de mujer mariposa
de amiga flor

mi cuerpo se estiliza
no necesito acordes
ni dietas
ni esplendor

sólo sé que cultivo
el amor es hoy
el agua toqueteo
de ambos
ni el adios.

 


Editor

Editor

Cifuentes, Villa Clara,1985. Coordinador de la Red Social Haciendo Almas

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 × = 28

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.