dos poemas de Lilo (18-06-08)

Lilo nos envía dos nuevos poemas. Sean bienvenidas siempre sus letras,

desde el corazón.

“…Y me quedo contigo”

—————————

“Déjame despertarte con un beso/

en la verde mañana que te espera (…)”

Pablo Milanés.

Déjame quedarme en tu sonrisa

Vulnerable como eres a la felicidad

De casi todos,

Hazme un sitio en el recodo de tus afectos

Y estaré de colores cuando llegues.

Sorprende mi incertidumbre

Con tu consuelo,

Despréndete del niño que te acompaña, sin prolongar el tiempo,

Sumerge mi soledad, en lo que es tu karma

Espérame a la orilla del río que adoras

Con las manos llenas de esperanzas,

Abrígame si es que te alcanza el calor

E interrumpe este miedo de no encontrarte

Un día cualquiera…

Comparte la aurora de tu vida

Con las puestas de sol de mi existencia

Y deja que mi beso te despierte

En esta mañana que te espera

Donde solo me salvará que tú me quieras,

Si es que no lo haces todavía.

De Lilo para el Lord.

Espejo

———-

“algo debe estar ardiendo en el azogue (…)”

Víctor Casaus

Ahora le devuelve la sonrisa pícara

De la niña que simula fatiga para que la lleven

En brazos o que ha escondido los pinceles,

Porque se aburrió de garabatear espacios ajenos.

Le encanta esa imagen de Diplomática,

En plenas negociaciones de paz mundial o alimentación para todos

Que se combina los aretes con la cinta atada a su pelo

Y la melancolía de la madre preocupada-mujer insatisfecha.

Allí no están, ni encontrará nunca,

Los poemas que le escribieron y no le regalaron,

Los besos silenciosos, robados al instante,

Las manos expectantes, dispuestas a describir la anatomía del recuerdo,

La llamada telefónica que no fue devuelta,

Aquel barco que abandonó la bahía enamorada,

Que un enamorado supuestamente eterno le ofreció desde su balcón.

Mirarse de nuevo significa

Buscar la complementaria dama que sabe es su contraria,

Y sin embargo descubrirse intacta,

Quizás un poco más ella después que dejó de vivir la vida de otros…

Tacto,

Frágil,

Miedo,

Deseo,

Gratitud,

Le han salido alas a la espera,

Por eso permanece de pie, a punto de salir volando,

Aunque algo debe estar ardiendo en el azogue,

Justo allí en la esquina rota del espejo para el que posa desnuda el alma.

Lilo.

Comenta a través de Facebook
Editor

Editor

Cifuentes, Villa Clara,1985. Coordinador de la Red Social Haciendo Almas

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

÷ 2 = 4

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!