poemas de María Elena Marcelo Torres, -desde el corazón-

————————
HACIENDO ALMAS
www.halmas.org
————————
Con estos poemas recibimos una vez más a la creadora
María Elena Marcelo Torres, dulcemar@infomed.sld.cu
poetisa y joven escritora que nos regala un pedacito de su obra,…

Le damos la bienvenida -desde el corazón-
————————
Nov.2006.
————

hay cosas… que viven en las sombras
hasta que una mañana
se desmoronan los grilletes con el despuntar del alba
y reluce a flor de piel un retoño-esperanza
(…) y una mujer con luz blanca
abre una ventana
a tierras desiertas
del alma
y la calma.

Nov. 2006.
————–
era malo en sus hábitos y su ser
pero sufría
y el destino pintó de lágrimas sus mejillas
y yo no supe qué hacer con mi compasión.

30. Nov. 2006.
——————
hay hombres que dicen
las mentiras más dulces
y finjo creerles o les creo.
mis labios bendicen
esas mentiras-dulces
y voy desnudando mis credos.

Dic. 2006.
————

Epigrama:
“Adoro los placeres simples, son el último refugio de las almas complicadas.” Retrato de Dorian Gray” de Oscar Wilde.

a veces los tiempos  desgraciados
los mundos              agraciados
el miedo                 nombres… letras
los momentos quizás cobardes
casi perfecto           mi ímpetu
son mariposas                   lagartijas
cabos sueltos          en mi mundo

acaso aún me quieres…
————————
aunque haya pasado el tiempo de los primeros besos

primer reconocernos las almas
primeros cuerpos
aún con los pequeños deslices
tratar la vida sin tu mano en la parte baja de mi cintura

haber escrito a alguien más… mirado a alguien más… haber querido más

acaso aún me quieres
aún cuando me pintas de negro y amarillo-odios
aún cuando ya no soy lo que era

quiero estar debajo de la camisa de tu mejor amigo
pero acaso aún me quieres

s/t
—-
habrá otras mujeres tocando a tu puerta
o tocando algo más
en realidad no importa
porque un vaso se rompe tan fácilmente como mi fe en ti
(quizás debí haberlo escrito al revés)

Poisoned story
——————-
(I… but I already had his hands over me when I thought about that. )

I’m so sorry that I hurt you,
now this is just something I ought to do.
I see everything in gray…
the roses you gave me are no longer red,
and all I can do is hear your voice say:
You’ve poisoned my bed.

There’s nothing less of the world we had
and that’s what drives me mad.
Tears never stop
…I’m surrounded by old letters and a broken travel clock.

This is just me saying: Don’t be sad,
we’ll make it through, forgive me,
can’t you see…
this is hurting us so bad.

It’s been raining over my head,
and in the evenings I wish I knew how to pray,
‘cause all I do is hearing your voice say:
You’ve poisoned my bed.

There’s just ghosts and shadows
and this useless shelter in my eyes
and this world that swallows
everything
and wraps my soul with ice.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.