Textos -a mis hijos- y -la magia de las madres- (agosto-07)

textos enviados por:
Ileana Corvisón Menéndez

-Calle Fomento no.502 entre 3ra y 4ta.
Palatino, Cerro. Ciudad de la Habana. Cuba.
teléfono : (53)(7) 6413078

AMIGOS, UN SALUDO A TODOS
DESPUÉS DE UN LARGO SILENCIO
ACÁ LES ENVÍO ALGO QUE HICE RECIÉN
CARIñOS PARA USTEDES DE:
ILEANA CORVISÓN MENÉNDEZ

A MIS HIJOS
——————
Si fui todo poderosa algún día
fue cuando en mi vientre ustedes crecían
cuando asidas a mis manos
sus dos manos pequeñas en ellas se protegían.
Si alguna vez fui almena, muralla,
refugio inexpugnable,
blindaje seguro
fue cuando mis brazos rodearon
sus cuerpos tibios suaves,
pequeños, desnudos,
y mis pechos desbordados ríos de miel
colmaban de dulzura y amor su eterna sed.

LA MAGIA DE LAS MADRES
————————
Cuando pones la mano en el hombro de tu hijo porque de repente llamó por ti en medio de la noche al sentir miedo y le dices con voz firme y un beso «no sientas temor yo estoy aquí a tu lado porque te amo» los miedos huyen.

Cuando juntos ven salir el sol y con cada amanecer sientes renovar el amor que nació con un «te amo» la confianza en la vida nace y se reproduce.

Cuando confrontan problemas de cualquier tipo por difíciles que estos sean los enfrentan juntos y aún en la adversidad le dices «no te preocupes todo se superará te amo» los problemas se deshacen y le señalas el camino de la seguridad.

Cuando a pesar de todas las trampas que sabe muy bien colocar la vida el hijo viene a ti herido, triste, defraudado y acaricias su cabeza, curas paciente sus heridas, le renuevas la fe perdida; además le enseñas a ver que el horizonte está más allá del dolor que siente y su fe maltrecha, le reiteras una vez más las dulces palabras dichas a través de su vida desde el instante en que sólo daba pataditas en tu vientre, hasta ése momento de tristeza e inseguridad compartidas, es un «ten fe que te amo y te amaré de cualquier manera vencedor o vencido» en ése momento una mariposa revoleteará frente a sus ojos y le devolverá autoestima y confianza.

Cuando después de haber reiniciado el viaje regresa satisfecho y lleno de alegría, su regocijo por el triunfo es campana que dice “te amo y te amaré siempre pero no cedas ante la vanidad del triunfo” la humildad anidará en su pecho para siempre.

Cuando todo esto y mucho más hiciste puedes irte tranquila con la luna y los luceros o con el sol y desde allá le enviarás con sus rayos un beso y todo tu amor, entonces serás guía, faro, bitácora, conjuro eficaz contra toda adversidad.

ILEANA CORVISÓN MENÉNDEZ

osemi

José Miguel R. Ortiz. Cifuentes, Villa Clara,1985. Creador y editor de este blog desde 2006 hasta hoy. WhatsApp +53 58298396 / Correo: z@halmas.org "Hay un momento para dejar de buscar miel y convertirse en abeja"

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.