poemas de Aynálem Valdés González, -desde el corazón –

————————
HACIENDO ALMAS
————————
«En verdad es elocuente el que dice lo que piensa,
y siente lo que dice.»
W. J. Bryan
————————
Aliekni nos presenta a una poeta amiga:

Aynálem Valdés González, escritora

Aynálem Valdés González, escritora

Aynálem Valdés González: Nálem para los amigos; 26 años vestidos de ternura y modestia. Mirada soñadora, sonrisa fresca, sincera y amiga. ¿Qué más puedo decir de ella? Si sólo soy la amiga cursi, la de la prosa ligera (AlieKni). Disfruten de estos poemas suyos para que le conozcan por sus palabras y no por las mías.

————————
acción comunitaria -desde el corazón-
José Miguel Rodríguez Ortiz
calle 14 # 260 e/ 17 y 19 1er piso
Barrio El Carmelo, Vedado, Plaza.
Ciudad de La Habana. Cuba CP 10 400
telef: 8310447
e-mail: desdelcorazon@cubarte.cult.cu
————————

Anoche imaginé mi perdición
imaginé tu boca envuelta
en radiante sonrisa,
imaginé mis ojos reflejándose
sin miedo en los tuyos.
Imaginé tu cuerpo desnudo cerca del mío,
también sin ropas.
Imaginé una tarde cerca al mar
solos tú y yo, abrazándonos,
en la arena húmeda de sal.
Imaginé un enjambre de caricias mutuas
y una cadena de besos atándonos la piel.
Imaginé tu entrega sin mañanas
y junto a ella mi entrega, sin peligros ni dolores.
Te imaginé dentro mío irrigándome la vida,
tiñéndome por dentro
con tu final de estrellas,
justo en ese instante volvía la realidad,
me encontré con la noche solitaria
y tu ausencia latente,
en la amplitud del cielo oscuro me resigné entonces,
a morir vacía, y esperar la mañana para florecer sin ti.

————————

Tengo miedo de hablarte
y perderme en el camino,
de sentir que nada es todo
y jugarlo todo a nada.

Tengo miedo de caer
en donde mismo he salido,
de ver las mustias paredes
que semejan el vacío.

Tengo miedo a tu perfección
a tu arte de convertir
las miradas en caricias.

Tengo miedo de sentirte
como si fuera yo misma,
de mirarte y descubrirme
de hacer llamas las cenizas.

Tengo miedo de buscarte
y no encontrarte algún día.

————————
Loca timidez.
——————–
Siento que me ha consumido la pena,
se traga todas mis palabras y luego me arrepiento.
Siento a pesar de todo,
tu fuego con el mismo deseo que el mío.
He llegado a pensar que a los dos nos agobia el mismo problema,
en el que la timidez se hace dueña de cada momento,
solamente nos miramos y decimos mucho.
Pero los ojos no bastan,
hacen falta palabras que sean claras, explícitas,
que nos recuerden quienes somos
y todo lo que sentimos al vernos.
Por eso mi amor he pensado no pensar más,
solamente hablar y dejar que corran por mi boca
mil caricias habladas y mil besos verbales.
¡ Ven mi amor! ¡Ríndete a mí!
Y sólo di que yo diré también,
háblame como lo haces cuando me miras,
háblame como cuando me tocas, y me estremeceré sin dudas.
Sin palabras muero por ti, pero si me hablas podré resucitar,
sentirme como soy con mis feas frases,
que en su momento son hermosas,
siénteme como quiero que me sientas.
Para que me puedas amar más, para que me derritas con tu fuego,
y poderte quemar completo,
para que me consumas en tu cuerpo y saber lo que eres por dentro.
¡ Ven mi amor! ¡Aquiétame en tu pecho!
Y cúbrete tú al mío, busca en mi ese calor tan necesario,
ese calor que sólo se encuentra dentro de una mujer.
En el que no importa ni julio ni diciembre,
ni siquiera primavera, porque siempre se suda.
¡Háblame mi amor!
Para poder hacer todo esto repetidas veces,
de día y de noche, en cualquier parte.

————————
Historia escondida.
————————
Cambió mis penas en alegrías,
llenando su pasión con mis lágrimas.
Me vio entera por dentro, tocó mi mano,
que yerta yacía con ira en su hombro,
calmó mi pesar con sus besos,
y olvidé mi otro amor.
Rozó sus dedos a mi espalda y nada más,
mi pecho enfurecido no resistió tal suavidad,
y calló sumisa en los brazos,
ya había visto esa mirada, también él la mía,
aquella leyenda antigua hoy era realidad.
Mi alma presentía su tacto futuro en mis labios.
Dos que siempre, fuera del mundo, en la oscuridad,
en la lejanía de los pensamientos,
en lo más profundo del pozo ya nos veíamos.
Lo amé en mis sueños y despierta se olvidaba.
¿Acaso será la respuesta?
A escondidas lo he amado, siempre semidesnuda,
porque no alcanza el tiempo.
Ha tocado mi cuerpo y con fuerza ha besado mis piernas,
la impaciencia nos ha alimentado el deseo
y el silencio se ha convertido en nuestro secreto.
Hemos perdido el miedo a la gente,
nos vemos sin recordar prejuicios,
el corazón no se deja reprimir, no puede, no debe reprimirse.
Prefiero el misterio mutuo en el que sólo él y yo lo sabemos,
riéndonos de los demás;
Mi pupila se ha salpicado de la suya y mi piel ha tomado su color,
nadie se ha dado cuenta,
de esta pasión que hoy nos funde dándole un nuevo sabor a mi vida,
tomando mi elocuencia extraviada en forma de locura y desespero.
Aún hoy, somos amigos, pero también somos amantes,
salimos reímos como hermanos, confundiendo a todo el alrededor,
pero también somos amantes,
Sólo la oscuridad, el murmullo, la pasión,
son nuestros confidentes, sólo la luna nos ha visto
y le ha guardado el secreto al sol.
Si es preciso que se pierdan las luces, no importa,
ya tengo la mía, mi luz esta vez es mejor, porque es eterna,
porque la mente nunca olvida;
Ya se que no es amor, pero no interesa,
porque con él he sentido lo que quizás no sientas jamás.

————————

Cómo me puede alguien decir, se renuncia a un anhelo
cuando ya te ha invadido todo el cuerpo.
¿Cómo decirle al deseo que la llave de sus esposas,
la tiene la señora sensatez?
Ya mi alma reta a duelo al raciocinio,
y mirarte es un martirio y escucharte, una tortura.
¿Cómo controlar las ansias y no perder la cordura?
¿Cómo olvidar que existes si tu mirada me sorprende
cuando menos lo espero?
Como no encuentro a nadie que responda estas preguntas,
me atengo a la consecuencia de rendirme ante tus pies,
aunque la razón me haga trizas,
mi cordura desaparezca y el mundo se me vire al revés.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.